Hermandad de los Servitas

Cofradía de Viernes Santo de la Puebla del Río

Real, Antigua y Fervorosa Hermandad Servita y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Perdón y María Santísima de los Dolores.

La Hermandad se fundó en la primera mitad del s. XVIII como Orden Tercera de los Siervos de María (“Servitas”), habiendo documentos en el  archivo parroquial que atestiguan su existencia en 1766, aunque probablemente con fecha fundacional anterior.

Sólo le rendía culto a la Santísima Virgen de los Dolores, a San Felipe Benicio y a Santa Juliana Falconieri (santos de la orden Servita). El Santísimo Cristo del Perdón, aun estando en la parroquia, no pertenecía entonces a la Hermandad. Celebraba Función Principal el Viernes de Dolores, jornada en la que, además, procesionaban por las calles de La Puebla tanto la Santísima Virgen como ambos santos. Durante el s. XIX la Hermandad pierde actividad, teniendo que esperar a 1965 para su reorganización, optando por adoptar como titulares a la Santísima Virgen de los Dolores y al Santísimo Cristo del Perdón. La primera Estación de Penitencia fue en 1966, procesionando desde la parroquia hasta 1970, y
desde la Capilla de San Sebastián a partir del año siguiente.
Inicialmente los costaleros eran profesionales, siendo sustituidos a partir de 1984 por hermanos costaleros.

Imágenes: El Santísimo Cristo del Perdón es una talla de cuerpo a tamaño reducido, de 144 cm de altura. Inicialmente concebido como imagen de retablo, presenta unas características singulares que, junto con los paralelos conocidos, permite atribuirlo al escultor Jorge Fernández
Alemán, fechándose en la década de 1530.

María Santísima de los Dolores es una Imagen de candelero en madera de cedro policromada, de 1,44 m de altura. Su autoría es desconocida, si bien se puede encuadrar con fundamento el momento de su hechura, hacia 1735. Tiene una importante similitud morfológica y plástica con
otras imágenes, como la Virgen de la Estrella de Triana, atribuida a Martínez Montañés, pudiendo relacionarse por tanto con la estética montañesina.

Nazarenos: Túnica blanca de capa, con botonadura y cíngulo azul marino, antifaz de terciopelo azul marino y escudo de la Hermandad bordado sobre la capa a la altura del hombro izquierdo.