Hermandad de la Vera Cruz

Cofradía de Jueves Santo de Olivares

Antigua y Primitiva Hermandad y Cofradía de Nazarenos de la Santa Vera+Cruz, Preciosa Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús Atado a la Columna, Santísimo Cristo de la Salud, Nuestra Señora de la Antigua, Santa Ángela de la Cruz y San Juan Evangelista.

La fundación de la Hermandad se fecha en 1552, año de sus primeras Reglas, bajo el título de Cofradía de la Santa Vera-Cruz y Preciosa Sangre de Jesucristo. Desde un primer momento contó con el patrocinio del Conde-de Olivares, fundador de la localidad. Inicialmente, la Cofradía realizaba la Estación de Penitencia en la noche del Jueves Santo en honor de las Cinco Llagas de Nuestro Señor Jesucristo, en torno a sendas cruces de hierro forjado que aún permanecen en las entradas del pueblo. Se trataba de una Hermandad de disciplina, en la que se incluían hermanos “de luz” (portacirios) junto con hermanos “de sangre” (disciplinantes, que hacían Estación de Penitencia autoflagelándose). En 1560, en las inmediaciones de la sede primitiva de Santa María del Álamo, la Cofradía construyó un pequeño Hospital bajo la advocación de Nuestra Señora de la Antigua, donde se estableció definitivamente la Capilla de la Hermandad.

Durante el s. XVII la Hermandad conoció un gran auge, prolongado durante el s. XVIII. A comienzos del s. XIX, sin embargo, comienza una fase de decadencia, plasmada en el traslado de las imágenes a la Colegiata de Olivares, como consecuencia de la ruina de la Capilla de la Vera Cruz. La Hermandad no volvería a su capilla hasta 1895, quedando allí instalada de manera definitiva hasta la actualidad. A partir de 1944 se produce una reorganización de la Hermandad, que supuso la recuperación de la salida procesional y un nuevo período de florecimiento que perdura hasta el presente. La Hermandad procesiona con dos pasos el Jueves Santo, el Crucificado y el paso de palio de la Virgen de la Antigua. Esta última procesiona asimismo en paso de Gloria el Domingo de Resurrección.

 

Imágenes: La imagen del Santísimo Cristo de la Salud fue encargada por la Hermandad a un anónimo escultor sevillano en 1773, para sustituir la talla primitiva de la misma advocación, de menor tamaño y no pensada para procesionar en paso. Es un Crucificado de tamaño natural de 1,79 metros de longitud, realizado en madera de pino policromada al óleo, al estilo de las hermandades sevillanas. La actual imagen de Nuestra Señora de la Antigua sustituyó a la primitiva y fue adquirida en Sevilla alrededor de 1850 a la familia Astorga, atribuyéndose probablemente a Gabriel Astorga, el segundo de la saga de imagineros sevillanos.

 

Nazarenos: El hábito está formado por túnica blanca de cola ceñida con un cíngulo verde y antifaz verde oscuro con el escudo de la Hermandad bordado en tela y colocado en el pecho del antifaz.