Hablar de "mosto" en Sevilla es hablar del Aljarafe. Su tradición vinatera le viene de lejos - una de las primeras alusiones al cultivo de la vid la vemos reflejada en monedas, con representaciones de racimos, de época romano-republicana de Osset (San Juan de Aznalfarache) - esta tradición a pesar de los avatares y transformaciones que ha sufrido esta comarca, sigue presente.

Por eso, cuando en Sevilla se acerca el mes de noviembre, una de las noticias de mayor impacto, si se quiere desde un punto de vista localista, es que, ya hay Mosto en el Aljarafe.

Vinos naturales, sin aditivos químicos y de gran calidad, producto de unas viñas que invaden el paisaje aljarafeño El mosto del Aljarafe abastece la mayor parte de tabernas, tascas, bares y mesones de la capital andaluza y sus alrededores. Pero, por su cercanía y sus encantos, ir a beber mosto al Aljarafe es un deleite que no debemos dejar pasar. Por eso, y sin pretender ser excluyentes, os proponemos un paseo para saborear la Ruta del Mosto por algunos pueblos del Aljarafe sevillano.

Muchas son las localidades de los 31 municipios que conforman esta comarca, que cuentan con una gran tradición vinícola. Es el caso de Umbrete, Villanueva del Ariscal y Espartinas, que conforman el conocido como ‘triángulo vinatero’, que junto con otras localidades –como Valencina, Bormujos, Benacazón, o Sanlúcar la Mayor– son una invitación a realizar la Ruta del Mosto.

"Venga, otro vasito de mosto".

    Actualmente no hay información