Palacio de los Guzmán y Jardines de Forestier

Patrimonio Monumental en Castilleja de Guzmán

PALACIO DE LOS GUZMAN

El palacio se ubica en lo que fue un campamento militar romano (castra), en torno al cual se agrupaban algunas viviendas. Durante la dominación musulmana, Castalla se convierte en una alquería cuyos inquilinos cultivan las tierras circundantes, aunque mantiene la función estratégica por su posición elevada, como atalaya natural para prevenir posibles ataques normandos o castellanos.

El temible caudillo Almanzor llega a hospedarse de manera eventual en el palacio ubicado en el mismo emplazamiento ocupado más tarde por los Condes de Castilleja de Guzmán.

Tras su conquista cristiana en tiempos del rey Fernando III el Santo (1.248), la localidad perteneció a la Orden Militar de Alcántara, de la que se independiza durante el siglo XIV. Durante varios siglos vive bajo la jurisdicción de los Guzmanes (que le proporcionan su actual apellido) hasta la disolución de los señoríos en el siglo XIX.

JARDINES FORESTIER

En uno de los rincones más altos del Aljarafe, se hallan los Jardines de Forestier, en el actual Colegio Mayor Santa María del Buen Aire, antiguo edificio histórico artístico del Palacio de los Guzmanes.

El jardín conserva su trazado primitivo manteniendo, notorias y visibles sus esencias foresterianas. Jacarandas, cipreses, parterres, fuentes y bancos de azulejos sirven de preámbulo a la explosión de belleza botánica que nos podemos encontrar en su interior. Sitio obligado de visita por las magníficas vistas y encanto que nos proporciona.

Al fondo, podemos observar un alto muro que protege estos recogidos y frondosos jardines.
Estos, son los últimos jardines realizados fuera de Francia por Jean Claude Nicolás Forestier, artista e ingeniero forestal, experto botánico, silvicultor, y gran diseñador de jardines, creador también de los Jardines del Parque de María Luisa de Sevilla.

Vivió en el Palacio de los Guzmanes en donde se recreó de su obra.
Se puede pasear entre encinas y laureles, sin olvidarnos de sus alegóricas fuentes con rostro, pequeño laberinto de tuyas, miradores, merenderos, pérgolas, naranjosy ficus que brotan de la tierra con grandes raíces e innumerables espacios románticos.

Además, Forestier fue creador de un nuevo estilo de jardines con una serie de elementos que asumió como fundamentales en el concepto de su jardín modernista, enamorado de los paisajes y la historia de la tierra de Sevilla. Su aportación más novedosa y sorprendente fue la que se bautizó después como jardín neo-árabe según unos, neo-sevillano según otros e incluso denominado jardín mediterráneo.

Desde este mirador natural divisamos una Sevilla cercana y disfrutamos de una perspectiva distinta del Valle del Guadalquivir. En los días claros, podemos contemplar con gran nitidez hasta Sierra Morena y Grazalema .

Actualmente se ofrecen visitas guiadas al Jardín entre semana previa cita, y los sábados a las 11.00, 12.00 y 13.00 horas.
Teléfono de contacto: 955 727 000

 

Relacionado con Un día en el Aljarafe